EDUCACIÓN HOLÍSTICA

El acceso a una educación integral, la posibilidad de un espacio donde los niños, niñas y jóvenes son escuchados, contenidos, valorados; promovemos el bienestar y favorecemos climas emocionales positivos, donde los niños saben que pueden ser ellos, donde son libres de pensar y sentir lo que quieran; y que el respeto a los demás es pieza fundamental de la convivencia en sociedad. Apostamos y valoramos la unión y el amor ante la diversidad, vengamos de dónde vengamos.

FOTO 21.JPG

IMPACTO

Búho de Barro trabaja la metodología del bosque Escuela enfocada en 6 ejes principales.

EMPATÍA POR LA VIDA

Los niños, niñas y jóvenes despiertan un interés por la naturaleza y el respeto por el medio ambiente. Fomentar el conocimiento de cómo los sistemas se interconectan y cómo afectamos nuestro entorno permitirá proteger el medio ambiente. Los niños, niñas y jóvenes generan un vínculo indisoluble desde pequeños con la naturaleza y con los demás seres vivos.

FOTO 22.jpeg
FOTO 23.JPG

GESTIÓN DE RIESGOS

Los niños, niñas y jóvenes deben tener oportunidades regulares para tomar riesgos apropiados (trepar árboles, el uso de herramientas, encender fogatas, escalar rocas, etc). Estas oportunidades permiten en ellos gestionar sus propios límites e impulsos y de esa manera autorregularse. La gestión apropiada de riesgos es importantísima en su desarrollo para generar autonomía y tener mayor confianza en sí mismos, herramientas que serán muy valiosas a los largo de toda la vida.

EXPERIENCIAS SENSORIALES Y MATERIAL NO ESTRUCTURADO

Apostamos por las experiencias sensoriales en la naturaleza, que son escenciales en el desarrollo en los primeros años de vida en los niños y niñas y a la vez ayuda al desarrollo del habla y del lenguaje. Mejorar las habilidades comunicativas tiene un impacto positivo sobre la autoestima de los niños, niñas y jóvenes. Trabajamos en base a material no estructurado que recolectamos en las exploraciones lo cual propicia el mundo de la imaginación y curiosidad. Los niños, niñas y jóvenes transitan por un entorno desafiante que mejora las habilidades motoras finas y gruesas. 

FOTO 24.jpg
FOTO 25.jpg

ESPACIO DE JUEGO EN LIBERTAD

Cuando los niños, niñas y jóvenes salen de sus aulas y entran en contacto con la naturaleza, se reduce la presión frente al rendimiento académico y cada uno juega y aprende al máximo de sus habilidades. Esto conlleva mucho beneficio ya que les permite aprender a su propio ritmo. Los Bosque Escuela son espacios de diversión, son un espacio educativo a través del juego. El juego en los niños y niñas debe ser en libertad, a través de la exploración, la creatividad y el descubrimiento. A mayor interés, mayor motivación y aprendizaje. Los niños y niñas que viven las experiencias de las los Bosque escuela son más motivados y felices.

HABILIDADES SOCIALES Y RESILENCIA

El espíritu de compañerismo se da a diario en la naturaleza. El trabajo en equipo estimula a los niños, niñas y jóvenes a aplicar lo aprendido en la naturaleza en otros ámbitos de sus vidas fortaleciendo a la vez sus vínculos sociales. El ambiente positivo, seguro y personalizado fomenta la autonomía y confianza, con lo cual los niños, niñas y jóvenes crecen más resilientes para los futuros desafíos a lo largo de su vida.

FOTO 26.jpg